2 de agosto de 2008

Fundacion y Tierra - Isaac Asimov

En los límites de la fundación, y luego de haber estado en el planeta Gaia, Golan Trevize se ve forzado a tomar una decisión de entre tres posibles: aliarse a la primera fundación, lo que significaría que ésta destruyese a la Segunda Fundación, a Gaia y a que terminase de consolidar el imperio en la mitad del tiempo estimado por el plan de Seldon, 500 años antes.
La segunda opción hubiese sido aliarse a la Segunda Fundacion, la que hubiese implicado que éstos destruyeran Gaia por tener un control mental superior a la segunda fundación, y la tercera opcion era aliarse con Gaia, en la creación de una galaxia orgánica, donde todos fueran parte de un solo organismo, una especia de comunismo a nivel galáctico.

Golan Trevize opta por la tercera opción, pero solo por una corazonada, por lo que en este ultimo libro de la serie de la Fundación, se propone averiguar si su corazonada era correcta, y se embarca nuevamente en la misión de encontrar La Tierra.

Olvidado por la primera fundación, de la cual sigue siendo Consejero, deja el planeta Gaia en compañía de Janov Pelorat y Bliss, con rumbo a Comporellon, el planeta de origen de su amigo traidor, quien resultara ser miembro de la segunda fundación. Comporellon está en el sector de Sirio, uno de los planetas colonizados mas antiguos. Ahi deben superar una crisis para quedarse con su nave gravítica, que es requerida por la Fundación y por Comporellon, quienes quieren independizarse de la Fundación, atendiendo a su primitiva posición dominante como mundo más antiguo. Logran retener la nave y consiguen una serie de coordenadas que no saben a dónde podrán llevarles, pero emprenden el viaje a la primera de las coordenadas, lo que les lleva al planeta Aurora.

Hago un paréntesis en este punto, que me parece interesante hacer notar. En el libro Preludio a la Fundación, conocemos a R. Daneel Olivaw, un robot que está tratando de mantener a la humanidad a salvo de sí misma, con una variación de sus tres leyes fundamentales de la robótica que él mismo inventó. Asimov escribió multiples historias futuristas, al principio inconscientemente, pero que al final todas siguen una linea de tiempo que complementa una historia más grande en sí. Siendo este libro el final de la serie, menciona pasajes de otras historias anteriores, como por ejemplo el Planeta Aurora. La humanidad hizo uso de los robots, y en el libro Los Robots del Amanecer (o ya que estamos en la linea de Aurora, Los Robots de Aurora), vemos un poco de esa historia. Los robots crearon o ayudaron a crear el primer imperio galáctico (Robots e Imperio) y Daneel estuvo detrás de Seldon ayudándole a moldear su psicohistoria para ayudar en la transición del primer al segundo imperio, precisamente el tema de la serie de Fundación.

Aurora es un mundo que ha sido abandonado por los humanos, y lo único que encuentran en él son perros, que los atacan en una jauría, y vestigios de robots no funcionales. Salen de este mundo a la segunda serie de coordenadas, donde encuentran Solaris, un mundo habitado por humanos que han evolucionado en seres hermafroditas y solitarios. Acá conocen la historia completa acerca de la destrucción de la tierra, en la forma de una leyenda, pero se enfrentan a un peligro del que escapan por poco. El tercer planeta ha perdido sus océanos y la mayor parte de su atmósfera, y son infectados por una plaga de musgo, en este planeta encuentran una pared con las coordenadas de los primeros 50 mundos colonizados, justo cuando las opciones se agotaban, pues las coordenadas de este planeta eran las ultimas de la serie obtenida en Comporellon.

Teniendo las coordenadas de los 50 mundos, deducen que la colonizacion debi hacerse en forma de circulo, cuyo centro debería contener la Tierra. Grafican las coordenadas para obtener el centro, y se dirigen a ese lugar donde no encuentran un sol común, sino una estrella binaria alrededor de una de las cuales gira un planeta: Alfa. Alfa es primariamente acuático, habiendo recorrido casi todo el planeta solo localizan una pequeña isla habitable y habitada. Son bien recibidos por los habitantes, en un mundo al estilo Hawaii donde sus mujeres estan desnudas de la cintura arriba, festejan opíparos banquetes con cualquier excusa y viven en continua fiesta. Sin embargo tambien sufren amenazas en este mundo y se ven forzados a salir apresuradamente, con la unica posibilidad de dirigirse a la estrella mas cercana a Alfa, igualmente desconocida.

Finalmente, esa pista les lleva a la tierra, la cual efectivamente es radiactiva y no hay posibilidades de vida en su superficie. Cuando desolados revisaban sus nulas opciones, accidentalmente fijan su atencion en la luna, hacia donde se dirigen y se encuentran con Daneel Olivaw, junto a quien Trevize ecuentra la respuesta a su inquietud, y Daneel a la suya.

* * *

Fundación termina acá, pero me deja la inquietud de leer los cuentos de robots de Asimov, donde la historia del imperio galáctico inicia. Veremos como avanzan mis lecturas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada