26 de octubre de 2008

Dios emperador de Dune - Frank Herberth

Comencemos recordando los 3 libros anteriores, ya que éste es el cuarto en la historia. La casa atreides es destinada al planeta Arrakis, un planeta desértico que es rico porque es la unica fuente de la melange, especie producida por los gusanos que habitan solamente en ese planeta, y que es esencial para el universo entero.
Y obtienen el control del planeta como cebo para una emboscada, de la cual Paul Atreide se salva, convirtiéndose una generación antes en el buscado Kwizatz Haderach, un hombre con los mismos poderes que hasta entonces estaban reservados para las mujeres de la Bene Geserit. Paul llega a convertirse en Muad'Dib, una deidad en Arrakis y seguido como a un Dios. Tiene dos hijos, gemelos, que son conscientes desde el momento de nacer: Leto II y Ganima. Después de persecusiones, Leto II se asegura el trono vislumbrando su Senda de Oro, la continuidad de la humanidad, para lo cual debe asegurar su existencia por mas de cuatro milenios, dejándose cubrir por truchas de arena que con el tiempo se transformarán en un gusano de arena. Eso fue en los primeros 3 libros.

RESUMEN


Esta historia comienza después de 3500 años del libro anterior, Leto II se encuentra al final de su reinado y junto a él siempre ha habido un duplicado de Duncan Idaho, guerrero fiel de la epoca del duque Leto, su abuelo. Leto II ha llevado a través de los siglos su propio programa genético, que al momento de iniciar el libro su eslabón es Siona, sorprendente amazona que interesa a Leto por su derroche de originalidad en un mundo que, después de 3500 años, debe ser completamente aburrido. El libro inicia de hecho con Siona, como protagonista del robo de los planos de la ciudadela, donde se sospecha que Leto mantiene oculta su reserva de melange, pero además de los planos, se llevan copias de los diarios personales de Leto, fragmentos del cual podemos leer al inicio de cada capítulo.

Curiosamente, la tecnología y los grupos sociales no han cambiado en esos 3500 años. La cofradía sigue siendo la misma, la Bene Geserit siempre doblegada ante el emperador pero desafiándole en secreto. Los tleilaxu siempre duplicando a Duncan Idaho y pasándolo por el mismo mecanismo mediante el que el primer Ghola recuperó su memoria, etc. Increíble que 3500 años mantengan al universo sin cambio alguno, por más tratado antitecnológico que así lo explique, o por mas senda de oro que haya mantenido a la humanidad "en su cauce"... pero el caso es que así ocurre.

Los gusanos de arena se han extinguido, Leto II es el último de ellos. Las truchas de arena ya no existen y el mismo desierto casi ha desaparecido de la superficie de Arrakis. El último reducto de desierto es el Sareer, una pequeña fracción del antiguo desierto que es donde Leto gusta pasar su tiempo en su elemento. Se supone que cuando Leto fallezca, las truchas de arena que el tomó para cubrir su piel se liberarán y absorberán el agua de Arrakis devolviendo al planeta el desierto que necesita para el regreso del gusano de arena. Y dado a que las truchas de arena no son sino el primer estado del gusano, estas eventualmente se transformarán en gusanos y Shaid-Hulud volverá a dominar el desierto y a producir la especia.

El Duncan Idaho de turno se rebela (como ya es tradición en ellos) contra Leto II e intenta asesinarlo, logrando herirlo pero muriendo en la confusión, por lo cual asistimos a la sucesión de uno de los Idaho. Sucesion que estaba planeada por uno de sus enemigos, quienes contaban con la sucesión para poder ejecutar su plan de asesinar a Leto II. El plan fracasa.

Del intento de asesinato por medio de Duncan Idaho, ocurre que el embajador Ixiano es reemplazado por Hwii Noree, un producto de un programa genético diseñado específicamente para seducir a Leto II, plan que funciona. Unido a este plan, los danzarines rostros, seres que pueden transformar sus rostros para convertirse en cualquier otro ser, comienzan una serie de ataques cuya unica finalidad, segun llega a comprender Leto II, es descubrir que tan vulnerable lo ha vuelto la seducción de Hwi Noree. Todos los ataques de los danzarines rostro son aplastados implacablemente por Leto y sus habladoras pez.

Leto, cumpliendo con la tradicion Atreide, pone a prueba a Siona internándola en el desierto para que ella por sus propios medios pueda salir de él. Leto salva la vida de Siona, y debido a una lluvia inesperada, su unica vulnerabilidad queda expuesta ante ella: el agua.

Aun habiendo visto la Senda de Oro, Siona no abandona su rebeldía, sino que está mas decidida a acabar con la vida del gusano. Moneo lo presiente y la aleja enviándola a una aislada aldea fremen, pero aparentemente Leto busca que la rebelión tenga lugar porque luego de saber que los rebeldes Siona e Idaho han sido enviados a Tuono, designa ese mismo lugar para su enlace nupcial con la embajadora Hwi Noree.

El desenlace se da en el camino real hacia Tuono, donde Moneo fallece, y donde Siona reconoce su designio en la estirpe de los Atreides, producto del programa genético que Leto había estado siguiendo.

COMENTARIOS



Dune IV dista mucho del primer libro, de hecho, todos los demas han distado mucho de aquél, pero encierran una historia que es interesante en sí. Herbert comenzó a repetir algunas de sus frases en este libro, recuerdo haber citado la frase de que "el aburrimiento divino era razón suficiente para crear el libre albedrío", y esa frase vuelve a usarse en este volumen y es atribuida al mismo Leto, cuando originalmente se habia dicho por otro personaje.

Faltan dos libros más en la serie, Herejes de Dune y Casa Capitular. Veremos como la historia fluye en esos otros libros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada