21 de septiembre de 2012

Rachel

Mi antiguo TV me acompaño poco más de dos años. Me deshice de el el pasado mes de Agosto, aprovechando que alguien se interesó en él, y por un mes me quedé evaluando cual sería mi siguiente TV, para lo cual puse un presupuesto máximo.

Hubo algunas opciones que evalué, algunas de ellas lastimosamente sobrepasaban el presupuesto por mucho. Yo estaba buscando un SmartTV, SAMSUNG, de preferencia,
pero aquellos de esta marca que valían la pena andaban muy arriba de los 2500 USD, lo cual siento es demasiado dinero para un TV.


El pasado 15 de Septiembre, luego de haber revisado varios modelos, salí decidido a hacer la compra, pero me terminé decidiendo por uno que no había considerado antes. Así que mi nuevo TV es un SONY KDL40HX750. Prácticamente el modelo que tenía anteriormente, pero actualizado y mejorado en varios aspectos. LED, WiFi, DLNA, 3D, Sintonizador HD, y al final de cuentas, es prácticamente un SmartTV, aunque debo reconocer que el concepto de SmartTV lo maneja de mejor manera SAMSUNG, al correr android, la existencia de aplicaciones es simplemente mayor. Con SONY, es limitadísimo, pero, a decir verdad, y reuniendo todo en conjunto, estoy contento con mi elección.

Yo en realidad no veo TV, ni cable ni canales locales, mi TV es solo el monitor de mi VAIO (Allison), el contenido que veo es en línea (el TV tiene soporte para NetFlix y algunos otros servicios por el estilo), y el reproductor de BluRay esta en la misma PC, por lo que ahora que ambos reproducen contenido 3D, y a espera del Home Theater, estoy casi completo.

...Y como hay que ponerle nombre, este se llamará Rachel, en honor a Rachel McAdams.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada