16 de mayo de 2007

Lecciones de urbanidad, canción de Serrat

Esta entrada es una colaboración de Elena

"Lecciones De Urbanidad" (Joan Manuel Serrat)

"Cultive buenas maneras
para sus malos ejemplos
si no quiere que sus pares
le señalen con el dedo.
Cubra sus bajos instintos
con una piel de cordero.
El hábito no hace al monje
pero da el pego.
Muéstrese en público cordial,
atento, considerado,
cortés, cumplido, educado,
solícito y servicial.
Y cuando la cague, haga el favor   
de engalanar la boñiga.
Que, admirado, el mundo diga
Que lindo caga el señor!"
Hágame caso y tome ya
lecciones de urbanidad.
Tenga a mano una sonrisa
cuando atice el varapalo.
Reparta malas noticias
envueltas para regalo.
Dígale al mundo con flores
que va a arrasar el planeta.
Firme sentencias de muerte
pero con buena letra.
Ponga un testigo a Dios
y mienta convincentemente.
Haga formar a la gente
pero sin alzar la voz.
Que a simple vista no se ve
el charol de sus entrañas.
Las apariencias engañan
en beneficio de usted.
Hágame caso y tome ya
lecciones de urbanidad.
Cultive buenas maneras
donde esconder sus pecados.
Vista su mona de seda
y compruebe el resultado.
Que usted ser lo que sea
-escoria de los mortales-
un perfecto desalmado,
pero con buenos modales.
Insulte con educación,
robe delicadamente
asesine limpiamente
y time con distinción.
Calumnie pero sin faltar
traicione con elegancia
perfume su repugnancia
con exquisita urbanidad


http://www.youtube.com/watch?v=bneDWPUbO1I

Pienso que Serrat con esta original canción denuncia y ridiculiza la urbanidad o “buena educación” cuando NO ES MAS que el barniz funcional del hipócrita, maquiavélico, arrivista, perverso, delincuente, criminal, etc, etc, etc… la lista de adjetivos substantivizados en viles seres humanos ES interminable. Porque cuando ésta cualidad (innata o adquirida) es sincera, querida y practicada, profunda, TRANSFORMA de verdad al o a la que la hace suya embelleciendo así a todo el género humano.

Tuve la oportunidad de conocer y frecuentar cotidianamente a dos personas representantes del tipo de “fulano educado” que ridiculiza tan bien Serrat y el tipo de PERSONA EDUCADA noble moralmente que señalo yo:

El primer ejemplo fue hombre de nacionalidad rusa de unos 35 años. Lo conocí cuando trabajaba en las misiones de Paz de la ONU. Serguei era su nombre, diplomático de carrera, había estudiado en Moscú y trabajado como cónsul en un país africano, guapo y distinguido; hijo de papi “apparatchik”. A cabalidad y con brío prácticaba el código de urbanidad, el protocolo, la etiqueta… todo perfectamente pero sin alma ni convicción. !Qué horror! Nunca he conocido a nadie más altaneramente afable ni gentilmente hijo de…. su señora madre. Corresponde tan bien a la descripción de Serrat. zancadillero, utilitarista, arrivista, individualista, siempre en admiración servil ante la autoridad y jerarquía. Creo que había tomado sus lecciones de urbanidad en la misma escuela que detesta Serrat.

El segundo ejemplo fue una mujer de Senegal de unos 42 años. Trabajaba conmigo también en la Onu. Era abogada y habia hecho sus estudios de derecho en París. Toda ella era buena educación, pero NO se trataba de la práctica fiel y talentosa de los lineamientos de un manual de urbanidad sino de la más tierna y cada vez más rara cualidad humana en nuestros días y que se llama DON DE GENTE. Afable y calurosa, sincera y solidaria. Respetuosa y empática. Auténtica y humana. Todo eso y más sin ninguna pose ni manierismo. Cada segundo compartido con ella era agradable y edificante. Este tipo de personas con esas cualidades NO es la que ridiculiza Serrat. De ninguna manera…

Demás está decir que también existe la categoría de los patanes bien contentos de serlo y que ni se dan la pena de avanzar con la máscara de la aplicación rigurosa de esas “clases de urbanidad” que habla Serrat sino que viven y departen con los otros mostrando impúdicamente toda su abjecta y repulsiva fealdad mental y moral….

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada