6 de abril de 2007

El Psicoanalista

A inicios de este año estuve leyendo este libro de John Katzenbach, me mantuvo entretenido por el tiempo que lo estuve leyendo, y aunque es de fácil lectura (creo que fué eso lo que no me agradó mucho) no es trascendental, no es un libro del que termine diciendo que aprendí algo o me llevó a reflexionar algo.

La trama comienza con el cumpleaños del psicoanalista, y una carta amenazadora donde alguien, a quien supuestamente causó daño en el pasado, le da un plazo de 15 días para descubrir y publicar su identidad en el New York Times o de lo contrario enfrentará terribles consecuencias.


Sin tratar de arruinarles la lectura, voy a tratar de decir que fueron los elementos que no me parecieron del libro. Lo primero es quizas como venden la idea que una persona a quien nunca le llamó la atención una computadora pueda llegar a dominarlas de la forma en que lo hizo, y habiendo entrado en esa materia, otra cosa con la que no estoy de acuerdo es con lo de las múltiples identidades que Starks crea.

Me parece inverosímil que al principio del libro nos pintan a un doctor casi anciano y sedentario, y al final del libro tengamos a un doctor completamente rejuvenecido que hasta asiste a un polígono de tiro para defenderse. La vida da giros, pero rara vez son tan bruscos en la realidad.

Si algo aprendí (que no será mucho), es la atención que debemos poner en nuestros actos, pues con cada uno de ellos afectamos las vidas de las personas con las que nos interrelacionamos. Si dejamos de tender una mano aquí a quien nos la pide, podríamos estarnos convirtiendo en los responsables de sus desgracias futuras. Tal vez esa pequeña ayuda que puedas dar a una persona le dé además la esperanza en la humanidad como para no dar por perdida la lucha y seguir en ella.

Si no han leído este libro y se quieren entretener un poco, adelante.

Creo que me voy a inventar una clasificación para los libros, clasificación a mi gusto de aficionado, y si así fuera, este libro obtendría dos de cinco estrellas.

Salu2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada